Antigua Fábrica de Luz

Antigua Fábrica de Luz
Exterior de la Antigua Fábrica de Luz. A la izquierda una de las casas en ruinas.

Cerca de Chircales y rodeando el Castellón nos encontramos con una antigua Centra Hidroeléctrica abandonada. La fábrica se encuentra en un entorno rodeado de agua y monte principalmente. El acceso desde el carril que pasa por el Castellón, justo en el aparcamiento y merenderos de chircales es un carril no asfaltado, es de tierra y generalmente se encuentra en mal estado, de modo que es de difícil acceso mediante turismo, pero es una buena ruta para hacer a pie o en bicicleta. Conforme vamos bajando por el carril podemos observar la fábrica desde arriba, deslumbrando ya el mal estado de la edificación, esta se encuentra en un estado de abandono muy avanzado y poco cuidado, parte del techo ha caído al suelo y las paredes presentan un aspecto viejo y desatendido, pero todo esto junto con la vegetación que ha invadido el edificio hacen de esta fábrica uno de los elementos más asombrosos y bellos de la zona.

Acceso a la Fábrica de Hidroeléctrica

Fachada principal de la Fábrica
Fachada principal de la fábrica hidroeléctrica.
Para acceder a esta hay que atravesar un pequeño carril lleno de vegetación y posteriormente un pequeño puente, ya desde esta posición se empieza a divisar la gran altura de la fábrica, y al fondo una pequeña casa prácticamente derrumbada, esta era posiblemente una casa para los trabajadores de la fábrica. Una vez dentro llegamos a admirar su gran altura y su techo parciamente derrumbado atravesado por los rayos del sol que se posan sobre las paredes y suelos desgastados de la fábrica. En el suelo podemos ver grandes tuberías y los huecos donde yacían las turbinas que con la presión del agua lograban producir electricidad. Esta pertenecía a la empresa “Hidroeléctrica del Chorro”, empresa malagueña operativa hasta 1967, que fue absorbida por la compañía Sevillana de Electricidad.

Un edificio en ruinas rodeado de naturaleza

interior de la fábrica de luz
Interior de la Antigua Fábrica de Luz en ruinas, pero aún en pie.
Algo muy llamativo del edificio en su interior además de los restos de la central, son las ventanas invadidas por la vegetación en un avance incesante pero inadvertido, ya que con el paso de los años esta se ha ido adueñando del alrededor del edificio hasta llegar incluso dentro. En la misma entrada podemos ver un joven árbol que ha crecido dentro del edificio y que recibe la luz del sol por la puerta de entrada.
Panorámica interior
Panorámica interior de la sala principal, donde la vegetación inunda la antigua fábrica hidroeléctrica.
Cerca del edificio encontramos el encuentro entre el río Susana y el Arroyo de los Corteses, aquí encontramos un río con aguas bravas, deslizándose entre las rocas y cayendo en innumerables saltos de agua, una zona fuera de la acción humana que da como resultado unas bonitas vistas. Cerca de la central también encontramos un salto de más de 20 metros de altura pero de difícil acceso.
El abandono y olvido de este edificio ha propiciado un entorno muy bello que de otra forma sería imposible admirar y encontrar. El acceso al edificio está cortado, ya que presenta un mal estado, que pese a propiciar una gran belleza también es fuente de peligro, ya que parte del techo y tejado suele caerse constantemente, representando un serio peligro para quienes quieran visitarlo. Es recomendable no acceder a su interior por esta causa.

Techo y lugar de máquinas
El techo en ruinas y los espacios reservados a las máquinas de la central hidroeléctrica del chorro.

Un lugar con historia, la fábrica de luz en el pasado

A principios del siglo XX se intentó crear una sociedad con intención de generar electricidad para el consumo local pretendiendo hacer uso del desnivel del vadillo, las chorreras o el estanquillo. Pero dicho proyecto quedó olvidado con la entrada en escena de la Compañía Bilbaína de Electricidad, la cual construyó esta fábrica de luz en la que sus enormes turbinas eran movidas por las aguas del Vadillo, Ranera, Papel y Chircales. Con el tiempo esta compañía fue absorbida por la Compañía El Chorro, y esta a su vez por la Compañía Sevillana de Electricidad.