Cristo, Romería y Cueva de Chircales

Cueva de los milagros en chircales
Cueva de los Milagros Junto a la Ermita de Chircales. Lugar de aparición del lienzo.
Cuando hablamos de Valdepeñas de Jaén siempre aparece en nuestra imagen la palabra "Chircales", símbolo y orgullo de los Valdepeñeros/as, además de ser uno de los mayores atractivos turísticos de la población. Y es casi inevitable visitar Valdepeñas de Jaén y no pasarse a contemplar esta zona, donde encontramos la Ermita de Chircales, donde reside el Cristo venerado por los habitantes de la población y alrededores, además de la llamada "Cueva de los milagros". Esta cueva, llena de misticismo, parece llevarnos a otra época gracias a su curiosa formación. Sin duda, un lugar imprescindible en cualquier visita a la localidad.

Cristo de Chircales, historia y origen.

Pero la llegada del lienzo del "Cristo de Chircales" a esta población y en concreto a este lugar se nos ofrece con dos versiones. Una primera que cuenta que en dicha cueva, donde moraban unos ermitaños, llegó un día un arriero e hizo uso de la cueva para descansar. En un fardo portaba la imagen del cristo, la cual fue dada en ofrenda como agradecimiento. Esta versión fue dada en 1781 por Francisco Tomás de Porcuna y Fuentes (Primor de la Iglesia Parroquial) para el "Atlas Geográfico de España", del don Tomás López.
La otra versión dice que había dos pastores en el interior de una cueva y vieron un lienzo enrollado colgado de una de las paredes, el cual resultó ser la imagen del cristo.
Pero sea cual sea la historia de este lienzo, este lienzo y su cristo son uno de los bienes más preciados por los valdepeñeros y en los que gira gran parte de la vida religiosa y festiva de esta población.
Romería de Chircales
Romería de Chircales con el Cristo en procesión en el bello entorno de Chircales.
Esta imagen podemos encontrarla prácticamente durante todo el año en la Ermita de Chircales, excepto cuando es llevada en Septiembre a la Iglesia de Santiago Apóstol.

La Cueva de los Milagros de Chircales

En una segunda entrada situada a la derecha nos encontramos un pasillo que nos lleva a la entrada de la cueva, en cuyo interior encontramos la recreación de la imagen realizada en metal acompañada por el pastor, su perro y dos corderos en representación a la historia que cuenta el origen de la imagen. Esta cueva se sustenta por dos pilares centrales y dan a esta cueva ese aspecto tan singular y de fantasía, casi como si entrásemos en otro mundo. En esta cueva podemos ver ofrendas dejadas por quienes hacen promesa.

Vídeo sobre el Cristo, su Romería y la Cueva de los milagros