Plaza San Juan, su Fiesta y su Fuente


plaza de san juan
Plaza de San Juan y su fuente en memoria de los campos de concentración Nazis.
Plaza San Juan, remodelada recientemente y con un carácter abierto y lleno de vida, en especial en primavera y verano cuando se llena de niños correteando por ella a la sombra de los árboles. Se encuentra Junto a la Ermita de San Juan Bautista, el colegio San Juan o el Supermercado Ángela Cano situado en esta misma plaza San Juan. Esta plaza era protagonista de la segunda feria más importante de Valdepeñas de Jaén tras la Feria de Septiembre, la Feria de San Juan, dando la bienvenida al verano con alegría y ritmo. Esta fiesta de origen pagano está muy vinculada con el ciclo de la naturaleza, de modo que está ligada con el solsticio de verano.
En la actualidad esta feria se ha trasladado a otra plaza vecina de mayor tamaño con el fin de poder albergar dicho evento con más afluencia. Tradicionalmente se celebra a partir del día 22 coincidiendo con la efeméride astronómica del solsticio de verano. Siendo este primer día la fiesta en el barrio de la plaza San Juan y trasladándose en los días posteriores al entorno de la caseta municipal y el ferial. En esta feria podrás encontrar conciertos de bandas de música, puestos de comida y bebida y atracciones para los más pequeños entre otros eventos, que seguro no vas a querer perderte.

Historia de la plaza San Juan de Valdepeñas de Jaén

La plaza alberga en la actualidad una fuente arropada por frondosos árboles que aportan una fresca sombra en las tardes de verano, en la que encontramos un monolito en honor a los españoles de los campos de concentración nazis, sobre el que aparece una paloma de la paz con un ramo de olivo, una leyenda y una “S” dentro de un triángulo invertido, símbolo con el que se marcaban a los españoles que se encontraban en los campos de concentración. Este monumento es en honor a los deportados españoles a los campos de concentración nazis. Este monolito está inspirado en el monolito original, el cual se inauguró en 1985, con forma de pirámide truncada en cuya parte superior se encontraba también una paloma de la paz con un ramo de olivo, la S dentro del triángulo invertido y la leyenda:
“En memoria de los republicanos españoles deportados en los campos de exterminio de Mathausen y Gusen y demás víctimas del nacismo”
En los actos de inauguración del monumento original asistieron entre otros D. Gregorio Lendínez, vecino de Valdepeñas que permaneció 5 años en los campos de concentración de Mathausen y Gusen y D. Antonio Serrano, representante de la Asociación Exdeportados a los campos nazis. Este monumento no quedó exento de polémica, ya que en la misma inauguración, miembros de CEDADE portaron pancartas contra el homenaje. Varios días después de la inauguración, durante la madrugada, unos desconocidos arrancaron las placas del monolito.  

La fuente y el monumento de la plaza San Juan en Valdepeñas de Jaén

El actual monolito que encontramos en el centro de la fuente está inspirado en el Guernica de Pablo Picasso, donde se relata el bombardeo por parte de la aviación alemana de la villa vasca de Guernica en 1937. En el monolito podemos apreciar recursos cubistas como el solapamiento de los planos, pero en este caso realizado mediante líneas en bajo relieve, cuyos planos han sido coloreados por el óxido desprendido por la paloma superior con un tono rojizo que resalta aún más su iconografía bélica y que suma más dramatismo a la imagen. Las imágenes de este monolito están tomadas de la misma obra o inspiradas en ella.

Detalle del monumento a los campos de concentración nazis

De este modo, en el plano que se encuentra la leyenda, podemos observar la cabeza degollada de un decapitado mostrando su última expresión. En la parte superior se encuentra la lámpara encendida con forma de ojo del Guernica. Bajo la cual encontramos también una mano portando un candelabro encendido que alude a las llamas del fuego y que en el Guernica se muestra entrando por el vano como si todo se tratase de un sueño. En la siguiente cara del monolito encontramos la “S” dentro del triángulo invertido que servía para identificar los prisioneros españoles en los campos de concentración. Bajo esta, encontramos la figura de una paloma, símbolo de la esperanza de paz, esta es representada utilizando varios recursos usados por Picasso, como su expresión mirando hacia arriba abriendo el pico como si gritase y sollozara hacia el cielo, cuyos ojos parecen dos lágrimas que se deforman de dolor intentando que alguien la escuche. Y bajo la paloma, encontramos un brazo amputado portando una espada quebrada mostrando la demencia de lo sucedido en esta época.

Vista en 360º de la Plaza de San Juan en Valdepeñas de Jaén


Plaza San Juan in Valdepeñas de Jaén in España